La Última Camiseta de Pelé en Mundiales

Finalizada la final de la Copa del Mundo México 1970, donde Brasil se impondria por 4 a 1 a Italia, el defensor italiano Roberto Rosato, intercambió su camiseta con el Rey Pelé.

Esta seria la camiseta del último gol y partido de uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol en una Copa del mundo.

En 2002 Rosato envia su tesoro a ser subastado logrando la suma de 157 mil libras en la mejor oferta. Pero esta no seria la única camiseta que vistió Pelé ese día.

La que utilizó en el primer tiempo Pelé ya se la habia prometido a su tecnico Zagallo para su padre. Esa misma en 2007 fue subastada para luego ser adquirida por el cineasta y curador de artes brasilero João Moreira Salles por la suma de 220 mil reales.

Desde el 2008 la mítica camiseta 10 amarilla (del primer tiempo) campeona del mundo se encuentra exhibida en la “Sala de las Copas del Mundo” en el segundo piso del Museo de Futbol del Estdio Pacaembu, en San Pablo, Brasil.

La camiseta de algodón puro con números de fieltro de algodón luce en una vitrina siendo la única prenda textil del museo. Solo puede ser manipulada por una única persona, la historiadora Teresa Cristina Toledo de Paula, especialista en conservación y restauración de la Universidad de San Pablo desde 1989.

Una vez por año la cuida de ella en varias etapas. En la primera compara el estado actual con fotos anteriores en busca de posibles cambios en el color, agujeros o cualquier otra alteración. Luego continua con la etapa con la higienización donde elimina todo tipo de suciedades y polvo ambiente por medio de una aspiradora especial. Al terminar todo este proceso la camiseta por cuatro meses deja de ser exhibida por causa de la exposición a la luz. Desde que esta en el museo, la camiseta creció 3 cm por mantenerse tanto tiempo en pie, su propio peso la esta alargando, es por eso que se la coloca en horizontal cuando esta fuera de la vitrina.

Teresa es conciente que dejar de mostrarla por cuatro meses, es demasiado tiempo para un museo, pero explica que la sola exposicion a la luz genera deterioros irreversibles.

Existe una tercera camiseta con la que Pelé recibe la Copa Jules Rimet despues del partido con Italia, se dice que se encuentra en manos de Admildo Chirol, el preparador físico de la Seleccion Brasilera en aquella copa.