Cruz Azul en Segunda División

Considerando su buena trayectoria hacia el año 1960, se le otorgó al Cruz Azul el derecho de afiliarse a la liga de fútbol mexicana de segunda división para la temporada 61-62.

En los inicios de esta nueva etapa en la Segunda División y con el apoyo de Guillermo Álvarez Macias, se conformó un cuerpo directivo con la participación del Doctor Carlos Garces López como presidente, Fernando Rojo Bocanegra como secretario y tres vocales: Cirilo Cuevas Saldaña, Ángel Sánchez Hernández, y Domingo Ávila.

En las filas del primer equipo habían jugadores como Roberto Díaz, Melesio Galván, Cesar Gamboa, Porfirio Gutiérrez, Víctor Arellano, Enrique López, Juan Díaz López, Enrique López, Gonzalo Pérez, Jorge Soria, Roberto Reynoso, Alfonso Vergara, José Luis Sánchez, Luis Velázquez y Felipe Torres, todos dirigidos por Paulino Sánchez.

Cuando la Federación Mexicana de Futbol les anuncio su intervención en la Segunda División de forma oficial, los directivos del Cruz Azul decidieron reforzar al plantel, buscando jugadores en la región de Hidalgo, como José Guadalupe Díaz, Pedro Ferreira, Jaime Lomeli, Felipe Negrete,Ramón Ibarra, Gabriel Peña, y Rogelio Alba.

Como los futbolistas de esa época corrían a gran velocidad, los lugareños empezaron a llamarlos “Liebres” de Cruz Azul, nombre que sigue al equipo como un símbolo y sello característico.

Durante la Temporada 62-63, el Cruz Azul formó un equipo sumamente profesional, contando entre sus integrantes del plantel además de sus jugadores, con un director técnico,  preparador físico, un masajista, un médico, un psicoanalista, un kinesiterapeuta y un utilero.

En 1963, ingresaron nuevos jugadores como es el caso de: Rogelio Alba, Raúl Arellano, Ramón Ibarra, Roberto Muciño, Rafael Padilla, Héctor Pulido, Félix Cárdenas y a finales de 1963 Fernando Bustos, así como el entrenador húngaro Jorge Marik Puskas, logrando un 5to lugar y para el próximo torneo 63-64, las expectativas según los expertos eran muy pocas para un joven plantel.

La Historia del Cruz Azul, su Fundación

El Origen

La historia de los inicios de lo que hoy llamamos por Club Cruz Azul se remonta al año de 1881, dentro una sociedad mercantil de capital extranjero bajo la dirección del inglés Henry Gibbon. Esta empresa se dedicaba a la fabricación de cal hidráulica utilizada para la construcción, la cual funcionaba dentro de una antigua Hacienda de Jasso.

Luego de cincuenta años, el 2 de noviembre de 1931, dicha sociedad se convirtió en la cooperativa mexicana con 192 socios fundadores. Es así como el 21 de mayo de 1932, el entonces gobernador del Estado de Hidalgo, Bartolomé Vargas Lugo, decretó la expropiación de La Cruz Azul, quedando en manos de sus trabajadores bajo el nombre de “Cooperativa Manufacturera de Cemento Portland La Cruz Azul, S.C.L.”

Como se fundó el Cruz Azul

El 22 de mayo de 1927 fue la fecha de fundación del Club Cruz Azul, cuando los miembros y trabajadores de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L. quisieron participar en deportes como el béisbol y fútbol, donde este último resulto vencedor.

Los principales impulsores de este movimiento deportivo fueron Guillermo Álvarez Macías y Carlos Garcés, actuales director general de la Cooperativa Cruz Azul y director de acción social.

Gracias a ellos dos, se consiguió que el equipo participe con asiduidad de los  campeonatos nacionales amateurs representando al estado de Hidalgo, obteniendo en innumerables ocasiones el título estatal.

Carlos Garcés, futbolista activo del primer equipo, tenía la tarea de realizar visitas esporádicas a la Compañía Manufacturera de Cemento Portland la Cruz Azul, S. A., que por ese entonces estaba ubicada en la Ciudad Cooperativa Cruz Azul -antes Jasso-, en el estado de Hidalgo. Dichas visitas correspondían a dar cumplimiento a su profesión de médico odontólogo para atender al personal de la fábrica.

El béisbol era el deporte por excelencia en el estado de Hidalgo, y los trabajadores de la fábrica lo practicaban. Pero como Garcés era un enamorado del fútbol, convenció a algunos de sus pacientes de realizar un cambio en las actividades deportivas.

Finalmente, luego de un arduo trabajo publicitario sobre el futbol, Garcés logró reunir al primer equipo del Cruz Azul.

Los primeros hombres que defendieron sus colores fueron: Salvador Rojo, Isidro Díaz, Jacinto Vargas, José Díaz, Luis Oviedo, Rafael Cuevas, Nicanor Oviedo, Carlos Romero, Alfonso Pérez, Carlos Garcés y Cirilo Cuevas.

Durante los primeros años futbolísticos del Cruz Azul, no fueron trascendentes debido a que en el estado de Hidalgo no habían competencias regionales que permitieran medirse los equipos locales.

Igualmente cabe destacar que el Cruz Azul posee un historial lleno de grandes triunfos en la era amateur, competiendo con los equipos de segunda fuerza del Atlante, Necaxa, Marte, España, Asturias, y el América.

Entre 1932 a 1943, el Cruz Azul conservó su sello amateur y triunfador, ya que en torneos estatales ganó 15 campeonatos de manera consecutiva y en ocho ocasiones asistió a eventos nacionales representando al Estado de Hidalgo.

El 10 de diciembre de 1953, Guillermo Álvarez Macías fue electo presidente del Consejo de administración, y se inició la reestructuración hacia la modernidad, la productividad, con el fin social de brindar a sus integrantes, los trabajadores, una mejor calidad de vida tanto en lo social, como en lo deportivo, cultural, recreativo y en la salud.

Recién a principios de 1960, cuando la administración de la Cooperativa impulsó la reestructuración general decidió otorgar impulso firme y decidido al fomento deportivo tanto del fútbol como del béisbol. Es así como se empezó la construcción del Estadio 10 de diciembre.

Al contar con dicho estadio, nació la idea de llevar el fútbol profesional a la localidad hidalguense y de inmediato procedieron a realizar las gestiones necesarias para inscribir al Cruz Azul en la Segunda División (por invitación de esta), en el torneo correspondiente a la temporada 1960-61.