La historia de la Camiseta más vieja del Barcelona

Fue descubierta en 2008 en Chile, en la ciudad de Melipilla. Es la camiseta perteneciente a José Rodríguez, capitán del Barcelona entre 1910 y 1912.

Jaime Gutiérrez Rodríguez, nieto del ex jugador, conto los detalles del descubrimiento en su blog personal en 2009, donde cuenta cómo descubrió la camiseta y cómo contactó al club para que la preciada camiseta llegara al museo oficial del club donde descansa actualmente.

El por entonces delantero español, dejo atrás España para emigrar a Sudamérica. Tras un breve paso por Buenos Aires, llegó a Melipilla junto a su esposa, y a un gran baúl de recuerdos de su España natal, que su familia conservó de forma intacta hasta 2008.

Puedes leer aquí: La temporada 1910 del Barcelona.

A principios del año 2008, Gutiérrez escribió un correo al museo del club Barcelona, y para su sorpresa, los directivos respondieron con sorpresa ya que no podían creer que tan preciada y desconocida pieza estaba en Chile.

La camiseta más antigua del Barcelona en el Museo.

Fue así como pusieron a su disposición pasajes a Barcelona para el y a su esposa. Viaje que hicieron y para que dicha pieza se encuentre hoy en día, en el museo oficial del club, como la más antigua que se ha conocido, con más de cien años de antigüedad.

La última camiseta 10 del Nápoli

Luego de seis temporadas (1984-1991), luego de marcar 115 goles en 259 encuentros y luego ganar todo…Ligas, Copa, Copa UEFA. En 2004, en conmemoración a los 20 años desde su fichaje, el club italiano Napoli decidió retirar el queridísimo dorsal “10” en honor a su ídolo máximo Diego Armando Maradona.

La utilizó hasta 24 de marzo de 1991 el Diez para despedirse sin saberlo, luego de dar positivo por cocaína en un control antidoping.

Fue el jugador argentino Roberto Carlos “Pampa” Sosa quien la utilizó por última vez, luego de que el club italiano la retire de la institución por pedido propio.

El mítico uniforme número 10 del Nápoli tiene una historia mágica vinculada con Diego A. Maradona. Por otro lado, El Pampa, ex jugador del club argentino Gimnasia de La Plata, club del cual Maradona es el entrenador y que tantos goles hizo también en el Nápoli. Sosa fue a visitarlo a Diego después del entrenamiento de sus dirigidos para hacerle un pedido muy especial: le pidio que le firmara la última camiseta número 10 que se usó en el Nápoli, ya que fue él quien la vistio en 2004 ante Frosinone, el año en que se la saco de la numeración del primer equipo.

“Yo fui el último que la usó porque el club la había retirado, pero cuando quebró tuvo que bajar a jugar en la Serie C y en esta categoría se usa obligatoriamente del 1 al 11 de corrido. Entonces yo estaba en el Udinese y le dije al presidente que iba a jugar al Nápoli con una condición: jugar el último partido del campeonato en el San Paolo con la número 10. Y así fue. Por eso soy el último jugador que la usó. Nunca más nadie se la puso”.

Puedes leer aquí: Como eran los historicos botines de Diego Maradona.

El Pampa Sosa fue un jugador determinante en los dos ascensos que le dieron al Nápoli el ascenso a Primera en 2007.

La camiseta, además de la firma de Maradona, tiene algo algo más: “Me la dediqué a mí mismo y me la firme. Es muy especial lo que puse: “La última vez que se usó la 10¨. La tengo guardada en mi casa”.

“No era titular pero el presidente me había prometido antes del campeonato que yo iba a jugar el último partido con la camiseta número 10. Como el técnico dudaba de ponerme fui y le dije al presidente que yo jugaba sí o sí. Al final fui titular con la 10 y metí un golazo”,

Cuando todavía vivía en Nápoles, Sosa recibió diversas propuestas económicas para vender la última 10 celeste, pero no lo hizo: “Me llegaron a ofrecer 10 mil euros pero para mí es un recuerdo muy importante que significa mucho”.

El Arsenal prueba sus primeras camisas numeradas en 1933

El club ingles Arsenal participó en el experimento de camisas numeradas el 4 de diciembre de 1933.

La introducción de los números de las camisas se debió en gran medida al visionario Herbert Chapman. Su idea era que sería más fácil para los jugadores saber dónde estaban en el campo en relación con sus compañeros de equipo.

Puedes leer aquí: El origen de los dorsales en el fútbol.

El primer récord de números de camisetas usados ​​se remonta al 25 de agosto de 1928. El Arsenal jugó en Sheffield Wednesday y perdió 3-2.

El sistema de numeración era diferente al sistema actual. Un equipo usaría los números 1-11 y el otro usaría 12-22.

El Comité de Gestión de la Liga de Fútbol se negó a sancionar el uso de camisas numeradas durante muchos años, por lo que las camisas numeradas rara vez aparecieron y los registros son incompletos.

Sin embargo, se confirmó que el Arsenal llevaba camisas numeradas en Highbury el 4 de diciembre de 1933 como un experimento durante un partido amistoso con el F.C Vienna, que incluía a toda la nación austríaca. Arsenal ganó 4-2.

El uso de camisas numeradas todavía fue rechazado por el Comité de Gestión de la Liga de Fútbol durante la reunión general de 1934.

El 5 de julio de 1939, el comité finalmente decidió que los jugadores deberían usar camisas numeradas, pero descartó el sistema antiguo e introdujo el nuevo, donde ambos equipos usan los números 1-11 con cada número decidido por posición.

El primer partido del Arsenal en Highbury bajo este sistema fue el 30 de agosto de 1939, una victoria por 1-0 sobre Blackburn Rovers.

Los Números en las Camisetas de Fútbol. La historia de los Dorsales

El hombre al que se le debe gran parte de la historia de los números en las camisetas de fútbol es el legendario manager del Arsenal Herbert Chapman, quien fue pionero en la idea de colocar tiras numeradas en la parte de atras del uniforme en un partido con Sheffield Wednesday en 1928.

Puedes leer aquí: El Arsenal prueba sus dorsales por primera vez.

Posteriormente, el organismo rector del fútbol inglés descartó la idea. Después de varios casos reportados de equipos que los usaron durante la próxima década, en 1939 se decidió que todos los jugadores deberían usar camisas numeradas.

Una breve incursión en las metodologías de Chapman revelaría con el pasar del tiempo, que era un visionario y la motivación subyacente detrás de las camisas numeradas, permitia a sus jugadores mantener una conciencia de dónde están en relación con sus compañeros de equipo en el campo. Y puso en marcha el proceso para el clásico 1-11 que muchos equipos internacionales todavía siguen hoy.

Chapman numeró a sus jugadores en orden ascendente, comenzando con el portero y luego avanzando de derecha a izquierda y subiendo por el campo. Entonces, en el sistema 2-3-5, el más popular durante esa era en particular, los dos jugadores defensivos usaron el 2 y el 3, los tres centrocampistas vistieron el 4, 5 y 6, mientras que los cinco en el frente usaron números del 7 a 11.

Pero a medida que ese sistema se volvió obsoleto y reemplazado por el W-M junto al eventual 4-4-2 . Puedes leer aquí: Que es el sistema de juego en el fútbol llamado W-M.

Los números cambiaron alrededor del equipo. El 2 y 3 eventualmente se abrieron para jugar hacia la derecha y la izquierda hacia atrás respectivamente, mientras que dos jugadores del área central del centro del campo, los números 5 y 6, cayeron entre ellos para formar una linea de cuatro. Los números 7 y 11 mantuvieron los laterales, pero volvieron al flanco 4 y 8, que también se movieron más profundo para hacer un centro del campo de cuatro hombres. El 9 y el 10 permanecieron arriba.

Aquí hay un vistazo a cómo ocurrieron los cambios:

5-3-2-4-4-2-tácticas de formación

Cuando se introdujeron los cambuis sustitutos en el fútbol en 1965, se les asignaron números ascendentes de 12 en adelante, aunque si los que estaban en el banco tuvieran una disposición supersticiosa, podrían negarse a usar la camisa No. 13.

En Inglaterra, a los jugadores se les asignaron esos números partido por partido. Entonces, durante esa época, incluso los mejores jugadores no tenían un número que fuera totalmente sinónimo de ellos. Cuando George Best, un jugador típicamente asociado con el No. 7, estaba en su mejor momento para el Manchester United, no tenía miles de números dependiendo de dónde comenzaría en el campo.

Si bien ese fue el caso en Inglaterra hasta el inicio de la Premier League, en todo el mundo y en la escena internacional del fútbol, ​​las cosas fueron un poco diferentes. El ejemplo más notable quizás sea Argentina.

Cuando el Albiceleste nombró a sus jugadores para la Copa Mundial de 1974 y 1978. En lugar de seguir los métodos tradicionales del modelo arquetípico inglés, decidieron asignar sus propios números al equipo en orden alfabético del apellido de los jugadores.

Es asi como Osvaldo Ardiles, unas de las figuras del mediocampo, llevaba regularmente la camiseta con número 1.

Sin embargo, a medida que el número de camisas se convirtió en un problema cada vez más importante, se hicieron excepciones. Al equipo argentino para la Copa Mundial de 1982 se les asignaron nuevamente sus números alfabéticamente, pero a un jugador se le permitió elegir el suyo: Diego Maradona.

Posteriormente, el hombre apodado “El Diez” y su camisa Argentina No. 10 son perpetuamente icónicas, tanto que la Federación Argentina de Fútbol intentó retirarla en 2001. Quizas el hecho de la continuidad de la 10 celeste y blanca sea un aviso lo que que estaba por venir en Argentina… un tal Messi.

Pero rápidamente volvió quedo trunca la idea del retiro de la 10 cuando la FIFA exigió a la nación que alistara a 23 jugadores para la competencia de 2002, todos numerados del 1-23 en consecuencia; Argentina presentó una lista que contiene 1-9 y 11-24 en su lugar, pero fue rechazada. En ese entonces Ariel Ortega finalmente recibió el honor de usar la camiseta 10 para ese torneo, y ahora Lionel Messi es un portador aparentemente digno de él.

Sin embargo, a nivel de clubes, hay mucha más libertad cuando se trata de números de camisetas. Cuando la Premier League y el resto de las divisiones más ilustres de Europa abolieron la noción de que el 11 titular tenía que donar entre 1 y 11 a principios de los 90, los clubes y jugadores podían hacer esencialmente lo que quisieran.

De hecho, Maradona puede no tener su No. 10 fuera de servicio a nivel selección nacional, pero en Napoli, donde es su máxima figura de la historia del club, fue retirada para siempre en suhomenaje.

Puedes leer aquí: La última vez que se uso la camiseta 10 del Napoli.

En Milán, las respectivas camisetas 6 y 3 correspondientes a Franco Baresi y Paolo Madini están retiradas.

Los retiros de camisetas están dispersas por todo el mundo del fútbol. Los clubes que van desde el Bayern de Múnich hasta Portsmoth incluso retiran al No. 12 en reconocimiento de sus seguidores como el “12º hombre”. Pero con el número de camisetas fuera de acción aparentemente año tras año, los jugadores se están volviendo un poco más creativos con sus elecciones.

Y a medida que la industria del marketing ha penetrado en el juego, las decisiones que toman estos jugadores se están volviendo cada vez más importantes para la comercialización de ellos y sus clubes; ser una mercancía a medida en un juego saturado de personalidades se está volviendo cada vez más difícil, después de todo.

Por lo tanto, los jugadores tienen pocas preocupaciones por las asociaciones tradicionales con varios números. ¡Ahora los jugadores elegirán números de la suerte, año de nacimiento o números que usaron sus ídolos de la infancia e incluso números para simbolizar sus alter-egos raperos! Y eso es solo por nombrar algunos.

Los números de las camisetas no son la faceta más importante del juego de ninguna manera, pero han traído un simbolismo maravilloso y una relevancia estimada para una gran cantidad de jugadores a lo largo de la historia del fútbol. Y a medida que la lucha por ser único se vuelve cada vez más crítica para los grandes jugadores que dominan el panorama futbolístico, será interesante ver lo que nos depara el futuro cuando se trata de lo que está impreso en la parte posterior de una camiseta.

Como es la Camiseta de San Lorenzo 2020

El jersey utilizado por San Lorenzo de Almagro para la temporada 2020 / 2021 de la Liga Argentina viene de la mano de la marca deportiva NIKE. El uniforme titular del ciclón, conserva su diseño clásico de bastones verticales azul grana pero con variaciones en el grosor de las franjas. Todos los textos de la camiseta titular son de color blanco.

El uniforme suplente o alternativo a la clásica camiseta de San Lorenzo mantiene un diseño dividido en dos partes. La superior en color blanco, con textos en azul y celestes junto a los cuellos y finales de manga, y la parte inferior en una serie de bastones horizontales donde nuevamente se encuentran variando su espesor de franja, intercalando el color a rojo con el azul.

La tercer camiseta cuerva, parte de una base gris clara con dos franjas horizontales una en color azul oscuro y otra en color rojo, las cuales donde se encuentra el escudo de la institución, se cruzan con otras dos mismas franjas verticales.